La misteriosa historia del Tranky Doo

¿Cómo nació esta famosa coreografía?

Este artículo fue publicado originalmente acá. Gracias al autor (Bobby) por dejarnos publicar la traducción en el blog de Swingtiago. Traducción de Natalia Hernández.

 

 

Junto al Shim-Sham y a la Big Apple, el Tranky Doo completa la Santísima Trinidad de las rutinas originales de la era del swing-jazz. Pero aunque las historias del origen el Shim-Sham y la Big Apple son bien conocidas o fáciles de encontrar, los bailarines modernos tienden a saber menos sobre la historia del Tranky Doo. Este post espera resolver ese problema.

 

El Primer Tranky Doo
Por años, en la escena del swing se ha dicho que Pepsi Bethel del grupo Whitey’s Lindy Hoppers inventó el Tranky Doo. Sin embargo, el legendario Frankie Manning describe inventar la coreografía en el libro que escribió junto a Cynthia Millman “Frankie Manning: Embajador del Lindy Hop”. La historia como la cuenta va así:

En mitad de los años 40, Frankie y su grupo de bailarines, The Cangaroos, solían añadir algo de sabor a sus actuaciones con números diferentes al Lindy Hop. En un club en Chicago, una chica del coro tuvo el honor especial de ser la última chica del grupo de baile en dejar el escenario; en esa época se usaba que la última chica en salir del escenario, hacía un paso simpático antes de desaparecer detrás de la cortina, y esta chica en particular eligió hacer ese día un fall-off-the-log seguido por una serie de boogies. El apodo de esa chica era Tranky Doo.

Frankie tomó el paso, lo usó como el primer movimiento en su rutina, y luego añadió pasos a esa rutina, dándole el nombre de su inspiración. La “rutina” de Frankie -no usaría la palabra “coreografía” sino hasta 1980- duraba apenas dos coros. Esto es importante y volverá a salir como tema. La rutina original se hacía con la canción Tuxedo Junction.

En su libro, Frankie discute cómo, cuando él y sus amigos de los Cangaroos bailaban socialmente en el Savoy, hacía la rutina ahí y la gente la copiaba así que rápidamente empezó a difundirse entre los bailarines del Savoy. A continuación, un clip de 1947 de Tops y Wilda de los Whitey’s Lindy Hoppers haciendo el Tranky Doo, muy cerca del año de su creación. El primer clip muestra claramente el primer coro de la rutina que conocemos y amamos:

 

Un segundo clip, de ellos bailando después del solo de la banda, muestra el segundo coro con pasos algo diferentes a los que conocemos:

 

 

¿Fue esta rutina la original de Frankie o Tops y Wilda la cambiaron para su propia coreografía? Diría que es el original de Frankie-ya que hicieron el primer 3/5 del modo en que todos los clips de época muestran el Tranky Doo, y no puedo pensar por qué cambiarían el 2/5 final, especialmente cuando la parte cambiada sigue teniendo pasos del Tranky Doo como lo hacemos hoy.

Estos clips juntos pueden ser el Tranky Doo originial.

 

El espíritu Doo
En 1950, una cineasta rusa llamada Mura Dehn fue al Savoy a documentar los bailes Afro-Americanos para un proyecto de cine que luego llamaría “The Spirit Moves”. Le pidió a muchos de los bailarines de Whitey’s que participaran en su proyecto. Aunque Frankie participó en algunas tomas, no estaba interesado en continuar trabajando en ello, pero muchos de los otros bailarines del Whitey’s sí estaban interesados. Tres de ellos -Al Minns, Leon James y Pepsi Bethel- bailaron el Tranky Doo para ella, también con una duración de dos coros.

El resultado sería la primera fuente para la coreografía que hacemos hoy.

 

(Al Minns a la izquierda, Pepsi Bethel al centro y Leon James a la derecha)

Es importante saber que la canción “Dipsy Doodle” está sobrepuesta al video. No sabemos si es la canción original con la que bailaron para el proyecto cinematográfico, quizás lo es ya que parece tener el mismo tempo, pero por sus puentes y estructura de blues, es una elección extraña para una coreografía basada en la estructura básica AABA de las canciones swing. (Este es mi intento solapado para hacer que los bailarines hagan el Tranky Doo al son de otras canciones cuando puedan, lo que hará que otras partes de la coreografía sean enfatizadas. Adaptar los movimientos de los pasos a distintas canciones hace que la rutina viva de verdad, en mi opinión. “Chant of the Groove” de Fats Waller, por ejemplo, es una gran canción para hacer la rutina. Peter Strom la usó en sus clases en Graptown Grapple).

También debe ser bueno saber que el cartel del título en la película dice “Trunky Doo”. Esto debe ser un error de oído o tipeo, ya que en la misma tarjeta le dicen “William” a Willa Mae Ricker y asumen que es la esposa de Frankie Manning (no lo era), además que confunden el orden del baile con la California routine. No eran cineastas detallistas.

 

Un Final Extraño
“Bueno, eso explica los primeros dos coros,” dicen ustedes. “Pero, ¿qué pasa con los seis box steps y la parte de golpes en la rodilla?”

Cuando enseño el Tranky Doo, a menudo bromeo con que si no conoces la historia, pensarías que los primeros dos coros fueron coreografiados con un detalle excesivo y que el final fue inventado cuando los bailarines se dieron cuenta que habían pasado demasiado tiempo en el principio y ya no tenían tiempo para hacer nada más.

Nuestro final para el Tranky Doo como se hace en los escenarios modernos se vio por primera vez en este clip de Al y Leon haciendo la rutina en una aparición televisiva junto al historiador Marshall Stearns, en un programa sobre bailes de jazz e historia del jazz.

 

Bailar jazz con otra persona y con música en vivo ya es complicado, pero el nivel sube cuando tienes que coreografiar algo muy rápido y, además, cuando la canción es en vivo (como cuando la banda decide tocar un coro más de lo esperado). No sabemos con certeza si esta es la razón por el tercer coro de la coreografía del Tranky Doo como la conocemos, pero no sería sorprendente si el box-step-and-shout del final fuese lo que Al y Leon añadieron a última hora para que la rutina quedara a la par de esta actuación.

Como sea, es parte de la coreografía ahora y es una gran oportunidad para agregar variaciones o demostrar individualismo. Por último, te da la oportunidad de descansar antes de que la coreografía vuelva a empezar.

 

El “Frankie” Doo
Al final de su vida, Frankie cambió y añadió movimientos al Tranky Doo. Muchos llaman a esta versión el “Frankie Doo”. (No olviden que el original y la versión que hacemos hoy es mayormente el Frankie Doo igual porque él coreografió la mayor parte de la rutina). Aquí dejo  un video de la New York Swing Dance Society haciendo la coreografía extendida:

 

 

¿Le molestó a Frankie que el Tranky Doo haya cambiado con el tiempo? No mientras “siguiera con el mismo groove“, según su libro. “Para Frankie, está bien que las rutinas cambien una y otra vez. El Jazz es así,” dijo Judy Pritchett, historiadora del baile swing y compañera de años de Frankie. “Frankie pasaba de alegre a molesto con los intentos de codificar pasos y rutinas en la generación moderna. Recuerden que él no tenía que preocuparse por certezas o autenticidad, él bailaba naturalmente. Todo lo que tenía que hacer era ser Frankie.”

Lo vi personalmente, cuando tomé dos o tres clases de Big Apple con Frankie en el año 2000, enseñaba la ‘coreografía’ de forma diferente cada vez.

Eso es. Aunque sigue habiendo misterio sobre el Tranky Doo, esperamos haber aclarado algunos puntos. Y el misterio que sigue ahí demuestra cómo el baile se mueve y forma y cambia en modos indescriptibles, pero sigue siendo un baile que ha tocado a muchos con quizás cuántas manos insivibles.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Website